jueves, 11 de febrero de 2010

16191














Cuando estábamos jugando a las escondidas fue que él, entonces, decidió contar desde el 16.191 para que yo, con mis pasos cortitos, pudiera ganar alguna vez.

1 comentarios que comentaron.:

Victor A. Bueno M. dijo...

Bello