domingo, 11 de abril de 2010

Amor y Arroz


Texto en sintonía con la obra de Alicia Virginia Fernandez Balboa















Entonces vivieron felices y comieron atún. Mucho atún con mucho arroz, para amortizar el sueldo que era escaso. Los dos tenían trabajo, sí, no se quejaban, pero los gastos existían.
Como en toda casa de esos casos, compartida o por compartir, se gastaba poco en lo importante y cada vez más en los detalles. Se querían, entonces por eso comían atún con arroz, y salían a caminar por las noches, y se quedaban a dormir por las mañanas. Y no pensaban en nada, mientras los vecinos gritaban y los pájaros cantaban.
Se habían conocido en silencio en una calle de tarde, cuando un nene algo sucio pasó, y él le dio sus miles de monedas de bolsillo. Después de eso todo siguió igual, y siempre decidieron seguir.
Nunca se casaron, y el atún era caro. Pero vivieron felices, y comieron atún con arroz.

6 comentarios que comentaron.:

nicolás pedretti dijo...

che, está buenismo, el cuento y el dibujo. re lindo y aniñado

Octavio de Chivilcoy dijo...

Me reuerda a una vieja historia de mis pagos, pero en esta había salamines en luhar de atún. Qué le vamo´a hacer! Nunca se casaron, cazar casando!

Juan Eduardo Apablaza S. dijo...

Hola! Qué tal? Si hay algo que me encanta, que disfruto leer, son los cuentos, las poesías que no necesitan de palabras complejas o tecnicismos para demostrar el elevado intelecto, la pericia para escribir, sino que con tan sólo un lenguaje sencillo se puede demostrar la creatividad que cautiva al lector y lo motiva a seguir leyendo. Eso siento que tiene tu escritura y me animo a seguirte. Pasa por mi blog si quieres o puedes. Hasta pronto!

EL CAMINANTE Y SU SOMBRA dijo...

Cuando el amor
existe
qué rico está el atún
con arroz.
Lo demás que nos importa.

Un besino, Ce.

Fernando Salvador dijo...

Che capa, esta buenisimo !!!

¿cuando publicamos el libro con la recopilación de los cuentos de Ce?

buen título...
ja!

Besos, te quiero.
Tío.

ombe dijo...

Me alegro ud. una tarde aburrida, con estos relatos, muy latinoamericano...el arroz con atún, gracias!