lunes, 2 de mayo de 2011

José, María, plaza



Yo lo miro y lo envidio, la verdad que sí, ahí tranquilo al aire libre, quizás pensando en nada. A ella también, también la envidio un poco, pero más lo envidio a él. Ojalá se junten estos dos, de corazón, hacen linda pareja. Ahora solo quiero dormir. El de la cámara, por favor, ¿podría dejar de tomarme fotos?

[fotografía de Jose Maria Plaza]

8 comentarios que comentaron.:

Hernán Tenorio dijo...

Muy bueno. Me recordó una canción de los Auténticos decadentes: "Perro celestial"!!!!!!!!!

Roberto dijo...

mi gato se estiraba así pero en el radiador y ronroneaba hasta la extenuación...

me encantó...la foto...me hizo recordar a mi gato...no hay un solo día de mi vida que no me acuerde de él...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO dijo...

sonrío... me siento otro perro más con una phentax ya algo ajada entre las manos...muy bueno....

Rudy Wiedmaier dijo...

Un abrazo fraterno desde Chile y el blog " La Linterna Invisible "...

Mientrasleo dijo...

Enhorabuena por tu blog, fantásticos relatos. Estaré atenta a las publicaciones.

Anónimo y orgulloso de ello dijo...

Présoles artríticos.
http://labocadelello.blogspot.com/

David C. dijo...

sorpresivo.

Alejandro Pinto dijo...

jeje genial