lunes, 29 de marzo de 2010

de Bichitos

Ok, que la araña que se mueve en eje vertical entre el televisor y la computadora ya es amiga, es cierto. Lo reconozco. Es amiga porque siempre la veo, andando sobre el mismo 'arriba y abajo', y nunca la mato. Nótese que está hablando una fóbica, o algo así. Pero no la mato.
Ahora, que a la mañana haya salido a saludarme un bichito con muchas patas y alitas color marrón, ya no me gusta. No, bichos, no. Un poco de respeto, por favor. Porque, que yo no quiera gastar plata en insecticidas, no significa que ustedes sean bienvenidos, ok?
Quedan avisados. La próxima serán usados métodos menos ortodoxos.

3 comentarios que comentaron.:

Andrés Gustavo Fernández dijo...

Es todo un arte negociar con las arañas, pueden enredarte en cualquier momento...

milo j. krmpotic' dijo...

Tengo un amigo que se despertó un día con una araña dentro de la oreja. En el oído, vamos. Tuvo que ir a que se la quitaran.
De pequeño, una araña me picó mientras dormía; me levanté sin poder abrir uno de los ojos. Creo que era el derecho.
Más adelante apareció una araña inmensa en la terraza de casa. Con su tela y todo. Y me pasé un verano atontando moscas a repasadorazos para alimentarla.
Mi sentimentalismo le puede a mi rencor.

sammcoj dijo...

No tengo problemas con los bichos y menos con las arañas que ya han tejido una inmensa red entre mi casa y un limon y evita que las hojitas invadan mi casa... pero ello no significa ue no sepa como atacar los bichos sin comprar insepticidas.. haces una piramide sobre una tablita. recubres los lados con un material transparente y le dejas un espacio de 3 centimetros y le colocas un cebo en la mitad de la piramide,,, alli entran los bichos pero ya nunca mas pueden volver a salir.. y la piramide hecha con tu dulzura y sensibilidad la usas como adorno. chao